Castellano English

Barranquismo

Cerca de Alcossebre existe un buen número de barrancos por los que podemos descender.

La destacada orografía de la provincia de Castellón es determinante para que en nuestras comarcas se pueda disfrutar de la práctica del barranquismo. El carácter suave de muchos de los barrancos de nuestras comarcas hace del descenso un deporte al alcance de todos. Practicando el barranquismo, disfrutamos de la naturaleza a la vez que nos ejercitamos, todo ello mientras experimentamos intensas emociones.

No muy lejos de Alcossebre existe un buen número de barrancos por los que podemos descender, barrancos de suma belleza, dignos de visitar, como el de Maimona (Montanejos), a cuyas pozas podemos lanzarnos (a veces desde 10 metros de altura) para luego bañarnos en sus frías y transparentes aguas, o como el de Les Parretes (Lucena del Cid), que tiene rapels de hasta 30 metros. Pero lo más impresionante de los barrancos del interior castellonense es la belleza de su entorno.

A modo de recomendación, cabe decir que para el descenso de barrancos es indispensable estar experimentado en este deporte, así como poseer un buen conocimiento del medio, además de disponer del material adecuado para ello. Por tanto, se recomienda el acompañamiento por parte den personas especializadas y experimentadas, con lo cual tendremos una actividad divertida además de segura.